lunes, 7 de noviembre de 2016

La sonrisa del Diablo | Annelie Wendeberg




Ficha Técnica: 

Autor: Annelie Wendeberg

Páginas: 187 páginas
Formato: Tapa Blanda con Solapas
Precio: 225 MXN (aproximadamente)
Editorial: Umbriel (Urano)
**Gracias a la editorial por el ejemplar**





Es el inicio de la serie “Los crímenes de Kronberg”, que suma ya tres títulos. Recupera literariamente al personaje de Sherlock Holmes, tan de moda en televisión. Su heroína, Anna Kronberg, es una creación a la altura del famoso detective londinense. En el verano de 1889, cuando un cadáver con síntomas de la enfermedad del cólera aparece flotando en los depósitos de agua de Londres, Scotland Yard solicita la ayuda del doctor Anton Kronberg, el más eminente epidemiólogo del reino. Pero el riesgo de infección no va a ser su principal problema. Primero, porque hasta el lugar se ha desplazado un detective asesor de la policía llamado Sherlock Holmes, quien de inmediato descubre su gran secreto: Anton es en realidad Anna, y el engaño acerca de su identidad, caso de hacerse público, la llevaría a la cárcel. Pero, sobre todo, porque tras el caso se esconde una conspiración criminal que podría hacer tambalear los cimientos de la Inglaterra victoriana. Con el primer volumen de “Los crímenes de Kronberg”, la alemana Annelie Wendeberg no sólo ha logrado resucitar al mejor Sherlock Holmes, sino que ha creado a una heroína capaz de competir con él en sagacidad y fascinación. Annelie Wendeberg Nació en la antigua RDA y estudió biología en la universidad berlinesa de Humboldt. Hoy día alterna su trabajo como responsable del departamento de microbiología medioambiental del centro Helmholtz, en Leipzig, con clases en la universidad de Uppsala. 






Opinión:

Tenía muchas ganas de leer este libro porque pintaba bastante interesante, pues nuestra protagonista tiene que vestirse día a día de hombre, más especifico, tiene que encarnar al Docor Anton Kronberg, un respetado epidemiólogo, y ¿Por qué?, bueno, están en la época victoriana y a las mujeres no se les permitía esa clase de estudios y mucho menos esa clase de puesto, así que Anna tiene que ingeniárselas para poder seguir su sueño y trabajar en su pasión. Es así como trabajando en un caso que se supone fue muerte por Cólera, resulta ser un asesinato y con la ayuda de Sherlock Holmes descubrirán varias cosas turbias. 

El libro esta en primer persona narrado por Anna, quien nos cuenta un poco sobre su doble vida, de día como Anton y de noche como Anna. La narración es fluida y trae varios tecnicismos y algunas cosas locas sobre la epidemiología y enfermedades, bacterías y demás que le dan profundidad al libro y credibilidad a la historia. Es un punto que me agrado pues podemos ver a una Inglaterra que fuera de ser perfecta se hunde poco a poco en las enfermedades. Lo que le da un plus, es que la autora conoce de micro biología así que seguramente es mas realista. 

Sobre la trama me parece interesante pero a mi modo de ver siento que le falto un poco más de intriga, o quizá fue la manera de narrar que no termino de engancharme por completo y hacía que lo sintiera por momentos un poco lento y superficial. 

Anna es un personaje que podríamos llamar Alter ego de Sherlock  Holmes, pues también es bastante inteligente, ingeniosa y le encanta la deducción. En el libro, supuestamente no es tan inteligente como Sherlock, pero a como lo describió la autora, parece que si. Y es aquí donde llegamos a la parte que menos me convenció del libro: el personaje de Sherlock Holmes. Para nada lo sentí como Sherlock, ya sea el de Conan Doyle o el de la televisión; casi no salía, casi no hacía observaciones o deducciones y se supone Sherlock es un maníaco de los casos, se me hacía imposible que no hubiera terminado con la farsa desde los dos primeros capítulos, pero bueno, se supone que la que importa es el personaje de Anna. Otra cosa un poco imposible... Sherlock enamorado, algo que no me lo imagino, o no con el personaje creado por Doyle, por lo que termino siendo un personaje bastante débil y de relleno. 

Es un libro corto y bueno, si no eres tan exigente con el personaje de Sherlock como yo, seguramente te va a gustar mucho.